Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Aceptar

El Cambril

Un regalo a los sentidos

La habitación, que dispone de un gran ventanal y de una entrada independiente del resto del hotel, era la que utilizaban los mozos de cuadra en la antigua masía. La luz del Montseny convierte esta estancia en un espacio inolvidable. Si quieres disfrutar de unas esplendidas vistas desde la cama, no te podrás resistir al encanto de El Cambril.